sábado, 26 de julio de 2008

Un oscuro día de justicia


Luciano Benjamín Menéndez morirá en prisión...ese que machacó la sustancia humana hasta quebrarla como escribía Walsh, recibió su castigo. Ese general oscuro, sádico e inescrupuloso, morirá en prisión, sí, en cárcel común.
Escribo estas líneas y unas lágrimas ruedan por mis mejillas, pero tienen un sabor dulce, de victoria, de JUSTICIA...miro al cielo, que brilla más que nunca, y recuerdo a todos y cada uno de los que pasaron por sus garras y los saludo y les aviso que después de tanta espera, en la tierra un tribunal juzgó y condenó a su asesino, a su cobarde asesino... después recuerdo a los que pelearon contra todas las adversidades para llevar al banquillo a este espécimen, y desde este humilde lugar, les digo gracias, por la perseverancia, a pesar del dolor, por el coraje a pesar del miedo, por la enseñanza a nosotros, las generaciones venideras... al final...VENCEREMOS.

María Florencia Arietto (25/07/08)