miércoles, 26 de mayo de 2010

Murió el represor Alberto Luis Cattáneo

Era juzgado por crímenes de lesa humanidad en la causa de la ex Jefatura de policía de Tucumán. Es el segundo genocida que fallece en medio del proceso judicial quedando de esta manera sobreseido de la causa.
 
por De Igual A Igual / Agencias
 
Cattáneo, Segundo Comandante de la Subzona 32 y Jefe de la Comunidad Informativa de Tucumán (Destacamento 142 del Ejército) durante el año 1976, falleció hoy a las 11 de la mañana en el Sanatorio Modelo víctima de un problema pulmonar crónico. Estaba imputado por los delitos de violación de domicilio; privación ilegítima de la libertad con apremios; torturas; homicidio calificado en perjuicio de seis víctimas, y como autor directo del delito de asociación ilícita agravada, en concurso real, delitos todos que configuran el contexto de un delito de Lesa Humanidad.

Internado desde hace más de un mes

El 18 de abril, el represor Cattáneo había sufrido un empeoramiento en la afección pulmonar que padecía, lo que obligó a internarlo al Sanatorio Modelo de la ciudad capital. El martes 20 el Tribunal Oral Federal había suspendido el juicio por 48 horas. El 21 de abril y tras una descompostura que sufrió el represor determinó una nueva suspensión del juicio. El martes 27 los jueces Gabriel Casas, Carlos Jiménez Montilla y Josefina Curi, había resuelto una nueva suspensión de la audiencia de debate por el término de diez días hábiles hasta el martes 11 de Mayo. Ese día el Tribunal volvió a suspender por diez días hábiles más las audiencias. Mañana (26 de mayo) debía revisarse al represor para poder reiniciar el juicio oral al día siguiente, el Jueves 27 de Mayo a hs. 9,30.

El 4 de marzo había fallecido otro de los represores imputados en la causa de la ex Jefatura, Mario Albino Zimmerman. El punto final biológico y una justicia lenta e ineficaz van determinando las vicisitudes de un juicio que naufraga en aguas borrascosas.

Los crímenes de Cattáneo

Alberto Luis Cattaneo se desempeñó  como Segundo Comandante de la Subzona 32 y Jefe de la Comunidad Informativa de Tucumán (Destacamento 142 del Ejército) durante el año 1976, siendo trasladado con fecha 18 de diciembre de 1976 a la provincia de Buenos Aires, donde cumplió funciones como Jefe de Finanzas del Estado Mayor General del Ejército.
Se lo juzgaba por el funcionamiento del Centro Clandestino de Detención, la ex Jefatura de Policía, junto a otros 5 represores (Antonio Bussi fue separado por su estado de salud y Mario Albino Zimmerman murió el 4 de marzo último) por el secuestro y la desaparición de 22 víctimas. Cattáneo estaba imputado por los delitos de violación de domicilio; privación ilegítima de la libertad con apremios; torturas; homicidio calificado en perjuicio de seis víctimas, y como autor directo del delito de asociación ilícita agravada, en concurso real, delitos todos que configuran el contexto de un delito de Lesa Humanidad.