martes, 27 de abril de 2010

El juicio por el Centro Clandestino, Jefatura de Policía, se suspendió hasta el 11 de mayo






Con el apoyo de todas las partes –querellantes y defensores-, el Tribunal Oral Federal decidió “suspender la audiencia de debate oral por el término de 10 días hábiles” en el juicio por los delitos de Lesa Humanidad cometidos en el Centro Clandestino de Detención, Jefatura de Policía. Así lo hizo “teniendo en cuenta especialmente las opiniones coincidentes de los profesionales en lo atinente al estado de salud del imputado Cattáneo”. El represor “presenta un síndrome coronario agudo, en el contexto de una infección aguda de vía aérea inferior, con una enfermedad obstructiva crónica de base, cardiopatía crónica y avanzada edad; circunstancias que lo colocan en situación inestable, con alto riesgo de nuevas complicaciones coronarias o muerte” según el informe del perito de la Corte Suprema de la Nación, Cristian Rando, al que suscribieron los médicos de ambas partes. Cattáneo seguirá internado en Unidad Coronaria del Sanatorio Modelo. La querellante Laura Figueroa manifestó que “sospecha” del estado de salud de los imputados y que “el proceso se está haciendo lerdo por una intencionalidad de los acusados”. Para el Fiscal General, Alfredo Terraf, “estos gallardos militares, cobardes asesinos torturados y secuestradores, se escudan en la enfermedad para buscar la impunidad”.

El 18 de abril, el represor Alberto Luis Cattáneo sufrió un supuesto empeoramiento en la afección pulmonar que padece, lo que obligó a trasladarlo al Sanatorio Modelo. El miércoles 21, sintió un dolor en el pecho. El jueves 22, el médico perito de la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, Raúl Asial, analizó la historia clínica de Cattáneo e informó al Tribunal Oral Federal (TOF) que el imputado “ha mejorado su capacidad respiratoria, pero la infección pulmonar sigue”. Agregó que “dio positivo la troponina, pero no cumple los parámetros para calificarlo como un infarto agudo de miocárdia. Los médicos hablan de un episodio coronario agudo. Para aseverar si hay un infarto, se necesitarán otros estudios”.

Ese mismo día, el TOF resolvió convocar al doctor Cristian Rando, perito de la Corte Suprema de la Nación, para que junto con Asial examinen acerca de la situación de salud del imputado y determine su capacidad para seguir participando del debate a través del sistema de teleconferencia y, en caso positivo, determinen cuánto es el tiempo de recuperación.

En su informe presentado hoy, al que adhirieron los médicos de parte, Rando indicó que “Alberto Luis Cattaneo presenta un síndrome coronario agudo, en el contexto de una infección aguda de vía aérea inferior, con una enfermedad obstructiva crónica de base, cardiopatía crónica y avanzada edad; circunstancias que lo colocan en situación inestable, con alto riesgo de nuevas complicaciones coronarias o muerte”.

Añadió en su escrito que “el imputado estiman debe abstenerse de participar en las audiencias de debate aún bajo la modalidad de teleconferencia” y que “el proceso de recuperación deberá ser nuevamente evaluado en un período de diez días hábiles”.

Puede mejorar

Además de su informe, el perito de la Corte asistió a la audiencia de realizada esta mañana para responder las preguntas de las partes. Agregó que Cattáneo “es un paciente con una enfermedad pulmonar severísima. La situación se agrava por el sindrome coronario agudo. Además, sufre de falta de sangre”.

En este sentido, la abogada querellante Laura Figueroa le preguntó si esa falta de oxígeno era una consecuencia de una falta de administración deliberada, Rando respondió que no podía asegurarlo. “La falta de oxígeno de Cattáneo tiene que ver con la falta de aporte sanguíneo. Si tuvo una merma en la administración, no lo puedo aseverar”.

Indicó que el represor “no se encuentra estable de su cuadro cardíaco” y que, según su opinión personal, “a ningún paciente en sus condiciones lo reintegraría a sus funciones habituales en un período menor de 30 días. Aún resuelto el problema coronario (a través de una angioplastia), podría suspenderse el juicio un tiempo más para resolverse los otros cuadros”.

Sin embargo, manifestó que “No hubo otras evidencias coronarias desde el 21” y que si Cattáneo recibe los antibióticos “puede mejorar su situación infectológica”.

La decisión

Luego de su testimonio y las respectivas posturas de las partes, el TOF pasó a decidir. Finalmente, el Tribunal, compuesto por los jueces Gabriel Casas, Carlos Jiménez Montilla y Josefina Curi, resolvió que “considerando exhaustivamente el informe médico referido, lo informado por el facultativo en la audiencia de debate, teniendo en cuenta especialmente las opiniones coincidentes de los profesionales en lo atinente tanto al estado de salud del imputado Cattáneo, como a la estimación de que las patologías que padece no permiten que concurra en forma inmediata a la presente audiencia de debate ni aún bajo la modalidad de teleconferencia, y habiendo sido escuchadas las partes, entiende que corresponde disponer la suspensión de la audiencia de debate por el término de diez días hábiles”.

Asimismo, dispuso que “un médico forense de la de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación -especialista en cardiología- conjuntamente con el Médico forense de la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, Dr. Asial, examinen nuevamente al imputado Cattaneo el día lunes 10 de Mayo del corriente, y comparezcan como peritos a la audiencia de debate que se reiniciará el día martes 11 de Mayo a las 9,30 hs.”.