martes, 13 de abril de 2010

Tucumán: La Cámara Federal ratificó que el represor Bussi irá a juicio oral

por Prensa ContraPunto

Se trata del caso del hijo de una detenida que habría nacido en el Hospital Militar de Campo de Mayo. “Quienes ocupaban cargos de relevancia no desconocían que se robaban bebés”, dijo el tribunal. El 30 de marzo, Bussi fue apartado por su estado de salud de la causa donde se investigan los delitos de Lesa Humanidad cometidos en el Centro Clandestino de Detención, Jefatura de Policía, en contra de 22 víctimas.

La Sala I de la Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento con prisión preventiva para represor Antonio Domingo Bussi por el delito de “sustracción, retención y ocultación de un menor de diez años y supresión del estado civil”.
Fue en el caso de una detenida que dio a luz en el Hospital Militar de Campo de Mayo, cuando el genocida Bussi cumplía funciones de mando en el lugar.
Según la resolución, el 9 de septiembre de 1977, a las 19, personal de civil secuestró a María Eva Duarte de Aranda en su domicilio ubicado en la calle Gregorio Marañon de la localidad de los Polvorines, provincia de Buenos Aires. Momentos antes había sido secuestrado su marido. Dos hijos del matrimonio fueron dejados por los responsables del procedimiento al cuidado de una vecina. En esa oportunidad, María Eva estaba embarazada de dos meses y habría sido conducida a Campo de Mayo, donde dio a luz a un bebé.
“Independientemente de que hayan existido órdenes de operaciones en las que se previera el modo de proceder, lo cierto es que los hechos demostrados dan cuenta de un apartamiento de esas normas, y la implementación de una metodología clandestina que consistía en la sustracción violenta de los menores a los padres, su entrega a terceros y el ocultamiento de todo rastro del verdadero origen”, indicaron los camaristas.
“Resulta evidente, entonces, que nada de ello hubiese sido posible sin las órdenes directas y secretas de aquellos que ocupaban los cargos de mayor relevancia dentro de las fuerzas armadas, quienes no desconocían que, desde el primer momento de la dictadura, se robaban bebés, pues ellos mismos fueron quienes así lo quisieron”, concluyeron.
Cabe recordar que el 30 de marzo, el represor Bussi fue apartado por su estado de salud de la causa donde se investigan los delitos de Lesa Humanidad cometidos en el Centro Clandestino de Detención, Jefatura de Policía, en contra de 22