lunes, 23 de agosto de 2010

Querella cuestiona la prisión domiciliaria de Luciano Bejamín Menéndez

La abogada María Elba Martínez, cuestionó la prisión domiciliaria otorgada al represor Luciano Benjamín Menéndez, que está siendo juzgado en los tribunales federales de Córdoba por delitos de lesa humanidad, y señaló que aún "falta abrir otros campos”.

La letrada, es una de los representantes de la querella, en el juicio que se le sigue a los represores Jorge Rafael Videla y Menéndez, junto a otros 29 acusados de cometer crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar.

Martínez  sostuvo que la prisión domiciliaria otorgada a Menéndez el pasado miércoles "nos muestra que nunca se quiso poner las cosas en claro”.

Indicó que ante el pedido efectuado por el abogado defensor del represor, Alejandro Cuestas Garzón, el titular del Tribunal Oral Federal número 1 (TOF1) que lleva adelante el juicio, Jaime Diaz Gavier, otorgó la prisión domiciliaria "sin consultarnos si lo considerábamos pertinente”.

Señaló que en estos casos, ante el pedido de la defensa, "se corre vista a las partes, se ponen peritos de control y luego se toma una decisión”, y se preguntó "por qué esta confusión, qué es lo que se ha querido ocultar, por qué hablan de una resolución en ese sentido de la Camara Nacional de Casación en lo Penal”.

Martínez consideró que "acá no se ha querido auditar; si es por el estado de salud, no sabemos si está bien o está mal, hay otras resoluciones que decían lo contrario a Díaz Gavier y que se mantuviera en (la cárcel) de Bower”, y añadió que analizaran si "se va a recurrir o no” la decisión”.

En su resolución, el TOF1, señala que Cuestas Garzón "sintéticamente solicita el mantenimiento de la prisión domiciliaria oportunamente concedida en el marco de las presentes actuaciones, solicitando que la misma se concrete”.

Añade que "su estado de salud, (de Menéndez) ameritó que se dispusiera su internación en el Hospital Militar Córdoba” y "de acuerdo a ello, la solicitud efectuada por el letrado defensor, aparece también razonable, correspondiendo en consecuencia restablecer el beneficio de prisión domiciliaria que oportunamente fuera concedido” a Menéndez.

En otro orden Martínez consideró que en el juicio de la causa `Videla”`, "aún falta abrir otros campos, porque a nosotros nos rechazaron todas las pruebas que tenían que ver con médicos, con gente del Poder Judicial y con gente del Hospital Militar”.

"Según el tribunal –señaló al referirse al rechazo al pedido-, no lo hemos fundado y resulta que yo personalmente le llevé al doctor Diaz Gavier y le mostré el escrito que decía en qué fundamos este pedido".

"Ahora –acotó-, han salido con una historia que hacía falta un pliego y no hay un artículo del código que te exija un pliego de preguntas, es más, la jurisprudencia ya ha flexibilizado de forma tal, que con un fundamento somero, el tribunal pueda evaluar rápidamente la pertinencia”.