miércoles, 28 de julio de 2010

Crece la indignación ante los testimonios de horror en la UP1 de Córdoba

El día 28 del corriente mes se reanudó el juicio oral en Córdoba contra el ex presidente de facto Jorge Rafael Videla y otros 30 acusados por crímenes de lesa humanidad, cometidos en esa provincia durante el último gobierno militar.

En la audiencia, y a pedido de la defensa del imputado Gustavo Alsina, fue citado a comparecer el testigo Julio Eduardo Fonseca, quien se desempeñaba como enfermero en la Unidad Penitenciaria Nº 1, trabajando allí  durante 17 años.

Ante el tribunal, Fonseca aseguró que los presos que eran torturados o golpeados eran llevados a la enfermería donde trabajaba.  En ese marco recordó especialmente la muerte de José René Moukarzel.

Declaró el testigo que durante el estaqueamiento de Moukarzel, ocurrido en el patio de la Penitenciaría, el teniente Alsina lo llevó tres veces, en momentos del día diferentes, a controlar con un tensiómetro los signos vitales de Moukarzel.

Aseguró que la víctima estaba completamente desnuda y que los signos vitales fueron disminuyendo cada vez más, hasta que a las siete de la tarde ya estaba muy mal. Según relató el testigo, el teniente Alsina lo seguía golpeando con patadas, y también con la bayoneta y el bastón.

“A las once de la noche lo traen con vida al hospital. Cuando lo ponen sobre la canilla, intento asistirlo poniéndole oxígeno y Alsina me empuja contra una pileta y me dice ‘déjalo que se muera’. Cuando muere, Alsina le seguía pegando, se reía y decía ‘la pagaste’”, dijo el testigo.

La identificación de Alsina
“Era mediano más bien delgado. No sé el color de pelo, porque tenía siempre una boina negra o una gorra del color del uniforme.”

“Tenía bigote moreno bien cuidado, de estatura mediana y de color de piel trigueña.”

“Un día a la siesta, Alsina me pidió que lo acompañe a hacer un recorrido. Había un interno que estaba con oxígeno –Verón –. Él le arrancó el suero, le puso una pistola  en la cabeza y le dijo que lo iba a matar. Verón estaba herido de arma de fuego. Yo lo conocía a él y al ‘Cabito’ Pérez.”

El trato que recibían los presos en el Penal
En cuanto al trato que recibían los presos en el penal, Fonseca declaró que antes del Golpe llevaban una vida normal. Después todo fue un desastre, golpes, torturas y simulacros de fusilamientos.

Fonseca aseguró que la seguridad de los internos estaba a cargo de Gendarmería. “Ellos manejaban todo”, indicó.

“Había diferencias en las guardias,  las ‘del terror’ eran las de Alsina y el ‘cabito’ Pérez.”

Detalles sobre los últimos momentos de Moukarzel en la Enfermería
“Hasta que yo estuve, Moukarzel permaneció en una camilla, que era la única que había en la Enfermería.”

Fonseca aseguró que en la Enfermería, donde muere Moukarzel, había una sola cama y que, mientras él estuvo, no lo movieron de allí.

El tribunal le solicitó que  realice un plano para poder ubicar espacialmente los hechos. El testigo realizó un croquis en el que graficó la distribución espacial de la Enfermería y de las habitaciones en donde estaban internados los presos comunes por un lado, y los presos especiales por otro.

Ante preguntas del tribunal, el testigo dijo que el piso superior, en donde estaban los presos internados, estaba custodiado por personal de Gendarmería “con grado”.

Recuerdos del Penal
“Las mujeres llegaban sin uñas, todas sucias, picaneadas en los pechos y los hombres en los  testículos. Yo era una persona que trataba de no tener contacto con los militares, me mantenía al margen. Me llevaron a un patio en donde había hombres y mujeres desnudos y simularon fusilamientos. Los gendarmes me pedían que vendara los ojos de las personas que iban a trasladar. Los presos tenían sus manos atadas con piolines.”

“Los internos me ubicaban, pero yo no a ellos. Cuando iban a ser trasladados me decían ‘Julio, no vuelvo más’. A las detenidas las llevaban esposadas a dar a luz.”

 Menéndez y Primatesta en la UP1
“Menéndez sí estuvo en el penal. No lo vi de frente pero si de espalda, junto al cardenal Primatesta.”

 Informe: Natalia Brusa